Ray Ban Sunglasses Small

Todos nos acompaan en una ruta de más de media hora, parte a pie, parte en autobús, para salvar la distancia producida por las vías de los trenes de Cercanías que construyen la brecha entre los vecinos y el Infanta Leonor. Un hospital que está en medio de un descampado y que tiene un helipuerto que ni se ha utilizado ni se va a poder utilizar porque a su lado hay unas torres de alta tensión. Sólo sirve para que alguna lagartija tome el sol en verano, ironiza Carrión, que, como Alberto, tiene toda la historia del hospital y sus accesos no construidos distribuidos en una cantidad ingente de documentación..

Listo, no? El conocerme lo resuelve todo? Entonces parece que sí es posible adelantarse al dolor? No sé ustedes, pero yo nunca pude. Al menos no desde la posición en la que decido (aunque, hasta qué punto se trata de decidir?) vivir las cosas. Siempre sé cuándo una circunstancia es riesgosa y, sin embargo, me involucro igual.

Salí por una de los accesos de la muralla,Bab Mkabar,y lo primero que vi fue una vertiente sucia con azulejos de tonalidades blancas y azules, pensado que estaba en la escombrera municipal, pero no, era el cementerio de la ciudad. No les importaba mucho a los tetuaníes tener aseado el lugar de descanso de sus familiares fallecidos, tal vez valdría más la pena coger la costumbre hindú de incinerarlos que ver aquel espectáculo ominoso. Recorrí el cementerio siguiendo senderos que acababan difuminándose, que me obligaban a caminar por las sepulturas ante la indiferencia de los pocos marroquíes que pululaban por allí.

Tambi hay lugar para alg cl de los viejos Bluesbreakers, la aut escuela de blues de los sesenta, como «So many roads» (simple de la de «A Hard Road» de 1967) y para alg hit reciente como «Wake Up Call» que muestra que el tipo sigue componiendo grandes blues. A la hora y media y tras un bis solo con JM al piano, hubo que volver a tierra firme. A la salida, en el hall del teatro vend a 25 mangos argentos (seguimos con las conversiones: 162 rid pesos uruguayos) discos cl de Mayall remasterizados y con bonus varios: el Bluesbreakers (con Clapton), A Hard Road (con Peter Green y otros futuros Fleetwood Mac) y Blues Form Laurel Canyon (con Mick Taylor)..

Por la tarde nos hemos dado un garbeo por la famosa Plaza de Espa donde degustamos el genu helado de Viagra (bueno, yo no. No lo necesito, pero mi hermano me dej probar y estaba rico). La antigua tumba del empreador Adriano reconvertida a palacio papal que nos dej alucinados.

Deja un comentario